Beneficios para tu salud

BAÑOS SALUDABLES 

El agua termal proviene del interior de la tierra, lo que le aporta un alto contenido mineral y un incremento de la temperatura. Es por ello que, esta agua tiene unas características tan especiales. Pero, ¿cómo se crean estas aguas? La lluvia penetra en la tierra en grietas y fallas que, al entrar en la profundidad se calienta naturalmente gracias al espacio magmático. Es como si se tratara de una verdadera infusión de los elementos que va a contener esa tierra. Dependiendo de la tierra de donde salga va ha contener unos u otros minerales, además de CO2, y estos van a ser los que aporten los beneficios de las aguas termales para la salud y los diferentes usos terapéuticos.
Al ser una agua profunda igualmente se ha filtrado y la hace extremadamente pura de bacterias y otros contaminantes. De hecho, la Organización Mundial de la Salud reconoce desde 1986 como terapias médicas el uso de aguas termales

El beneficio de estas aguas alcanzó un gran auge en la antigua Grecia, donde se realizaban terapias curativas en grandes manantiales que facilitaban técnicas hidroterapeuticas.

En la actualidad los baños en piscinas con agua caliente son una experiencia fabulosa y relajante que combate el estrés, cualquier otra tensión o dolencia del cuerpo.

Las aguas de tipo termal son ricas en minerales, los mismos que ayudan a curar problemas reumáticos y de circulación.

Así mismo, las aguas termales son ideales para los tratamientos de belleza, ya que minerales como el calcio, hierro, azufre que provienen del suelo y con ayuda del barro ayudan a mejorar el aspecto de la piel y el cabello

Para poder gozar de los beneficios de estas aguas las personas pueden combinarlas con baños de agua fría, lo cual permite mejorar la circulación de la sangre y fortalecer las paredes de las venas en el caso de varices.